Cuentos para bebés

En esta etapa son adecuados los libro blandos de tela, que el bebé pueda manejar sin hacerse daño. Son recomendables las primeras narraciones en forma de nanas, canciones, retahílas, onomatopeyas,... que invitan a ser cantadas, recitadas o al juego corporal. 

Los bebés en las primeras semanas de vida empiezan a mostrar interés por patrones en blancos y negros. Poco a poco, a medida que su percepción visual se va desarrollando, comenzarán a sentirse atraídos por colores más vivos. El primer color que distinguen es el rojo, y paulatinamente el verde, azul y amarillo.

Filtros activos